You are here:
  1. Inicio
  2. Nacional
  3. Piloto de la Prueba de Acceso a la Universidad

Volver

Piloto de la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU)

La Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) se regula en el artículo 38 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, en la modificación introducida por la Ley Orgánica 3/2020, de 29 de diciembre. A partir del curso 2023-2024, en el que el alumnado que termine Bachillerato habrá cursado toda esta etapa educativa siguiendo los currículos de la LOMLOE, será necesario que la PAU se adapte al aprendizaje competencial que proponen los nuevos currículos. Esta adaptación se realizará de forma gradual, con un periodo transitorio hasta el curso 2027-2028. En este periodo transitorio se propondrá en las pruebas un progresivo enfoque competencial que permitirá avanzar hacia una armonización de las pruebas realizadas en los distintos territorios y asegurar que las pruebas sean efectivamente equiparables. Para lograr este objetivo, a lo largo del curso 2022-2023, desde el Ministerio de Educación y Formación Profesional, se han constituido varios grupos de trabajo para desarrollar la propuesta, coordinados por la Dirección General de Evaluación y Cooperación Territorial.

Como parte de este proceso, el 14 de marzo se llevó a cabo en 50 centros de 10 comunidades autónomas y de Ceuta y Melilla una prueba piloto orientada a armonizar con el carácter competencial del nuevo currículo las pruebas que se comenzarán a implantar en los próximos cursos.

Este pilotaje se realizó en un grupo de 1.º de Bachillerato de cada uno de los centros seleccionados, ya que en 2.º de Bachillerato no se ha implantado la LOMLOE en el curso actual. En concreto, se evaluaron las materias comunes de Lengua Castellana y Literatura I, Lengua Extranjera I (inglés) y Filosofía I; y las materias de modalidad Dibujo Artístico I, de la modalidad de Artes; Latín I, de la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales, y Matemáticas I, de la modalidad de Ciencias y Tecnología. Las pruebas se acompañaron con unos cuestionarios y con entrevistas personales, orientados a conocer la opinión de los alumnos y alumnas sobre la estructura, contenido y características técnicas de estas pruebas.

A partir de los datos recogidos con las pruebas cognitivas y con los cuestionarios de contexto del alumnado se realizarán distintos tipos de análisis que permitirán tomar decisiones basadas en evidencias en cuanto al modelo de prueba definitivo de cada materia. Los resultados, que se plasmarán en un informe, estarán próximamente disponibles. El informe analizará el grado de adaptación de los estudiantes a este tipo de prueba competencial, el tiempo establecido para los ejercicios, la comparativa entre los distintos posibles modelos de ejercicios elaborados y la fiabilidad de la corrección, entre otras cuestiones.

Subir

Esta web utiliza cookies propias para facilitar la navegación y cookies de terceros para obtener estadísticas de uso y satisfacción.

Puede obtener más información en el apartado "Cookies" de nuestro aviso legal.

AceptarRechazar